Actualizado al: Miércoles 14 Septiembre 2022, 15:25:45.    
InicioNoticias externasABC - Educación
Error
  • Error de carga de datos de alimentación
Educación
  • Cinco actividades que ayudarán a los niños a acostumbrarse al nuevo curso escolar
    Desde hace unos días, se ha dado progresivamente la vuelta al cole en toda España. Los reencuentros, el retorno a los madrugones para los niños, la compra de material escolar y, en general, la vuelta a la rutina para todas las familias . Como es habitual, este retorno costará mucho más a unos niños que a otros. En cualquier caso, es importante que, durante estas primeras semanas, estemos muy pendientes de ellos y les ayudemos en la transición para que se acostumbren a los nuevos horarios, la carga de trabajo o el ritmo frenético de la gran cantidad de actividades que tendrán que realizar a partir de ahora. Noticias Relacionadas estandar No Claves para que tu hijo duerma lo necesario y vuelva a coger rutina, según Harvard A. MARTÍNEZ estandar No La gestión emocional, clave para afrontar el inicio del curso S.F. En cierta medida, la forma en la que adquieran las nuevas costumbres y desarrollen estas primeras semanas, determinará en parte cómo será su camino escolar durante todo el curso. Por ello, desde The English Montessori School , nos dan algunas ideas de actividades que podemos hacer junto a nuestros hijos y ayudarles así a sobrellevar estas primeras semanas del nuevo curso escolar: 1 Preparar el material y las nuevas asignaturas Dejar a los niños elegir y personalizar el material escolar con total libertad es una forma de estimularles para afrontar de forma más positiva los primeros días. Podemos animarlos a utilizar pegatinas de cosas que les gusten, poner parches en su mochila o dejarlos hacer dibujos en su agenda o estuche. Del mismo modo, es beneficioso que planifiquemos conjuntamente las asignaturas con ellos y se las planteemos como nuevos retos cuya meta tendrá una recompensa. Por su parte, pueden contarnos lo que aprenderán este curso, cómo deberán hacerlo o qué necesitarán para que estemos pendientes y podamos guiarles en el proceso. 2 Registro de emociones y diario de actividades Es importante que estemos muy pendientes, sobre todo al principio del curso, de las emociones y los sentimientos que van sintiendo nuestros hijos. Sobre todo, con el objetivo de potenciar las partes más positivas, evitar las negativas y cuidar su bienestar emocional . Para ello, además de escucharlos, aceptar sus altibajos y motivarlos, podemos hacer un registro de las emociones que van sintiendo y las actividades que realizan cada día para interceptar con qué pueden pasarlo peor y por qué, de modo que potenciemos los buenos momentos y los guiemos para sobrellevar los más complicados. 3 Cápsula del tiempo con objetivos Llenar una caja de objetos, cerrarla, guardarla y no abrirla hasta el momento que concretemos con ellos conjuntamente. Por ejemplo, a final de curso, es muy buena forma de motivarles en el comienzo. En esta caja, podemos meter una lista de objetivos, metas que ellos esperan hacer o aprender durante el curso. Esta cápsula, incluso, no tiene por qué tener un año de duración, sino que podemos alargarla varios años y abrirla, únicamente, en una fecha determinada del año. Así, crearemos una caja de recuerdos que albergará un amplio recorrido de momentos y objetos especiales. 4 Actividades al aire libre Los niños y jóvenes necesitan realizar actividades físicas durante todo el año. Sin embargo, ahora y durante los próximos meses, es imprescindible que aprovechemos que aun se pueden hacer al aire libre, pues las temperaturas y las horas de día siguen acompañando. Ir al parque un ratito todas las tardes, pasear, aprovechar para montar en bici o realizar juegos al aire libre les ayudará a compensar la vuelta a la rutina y a sentir la transición del fin del verano de forma más llevadera. 5 El descanso planificado Poco a poco, tendrán que acostumbrarse a las nuevas rutinas y horarios. Sin embargo, es importante que ellos mismos estén involucrados en dicha planificación, de modo que puedan sentir cierta libertad para organizar su tiempo, hacer los deberes o jugar. Por supuesto, sabiendo que tienen que cumplir con sus tareas. En cualquier caso, es muy importante que respetemos tiempos de descanso, ya sea la hora de la merienda o, si es posible, incluso una tarde entera entre semana. MÁS INFORMACIÓN noticia Si ¿Más bajitos por culpa de las mochilas? Recomendaciones de uso para proteger la espalda de los niños noticia Si Y ahora, ¿cómo quitamos las pantallas a los peques (y no tan peques)? noticia No Vuelta al colegio: ¿Cómo se reparten los gastos escolares entre padres divorciados? noticia No Los 7 errores de los padres en el periodo de adaptación de sus hijos que querrás evitar Estas actividades ayudarán a los niños a hacer mucho más ameno el comienzo del nuevo curso escolar. Aparte, les harán sentirse bien y coger con mayor ganas e ilusión la vuelta a la rutina y a las actividades más propias de la época de otoño e invierno.

  • Coordinador energético, la nueva figura escolar para crear conciencia medioambiental
    Los colegios están fuera del plan de ahorro energético , así como hospitales o centros asistenciales. Pero eso no es excusa para seguir derrochando. «Hay que intentar ser sostenible. Todos, con pequeños gestos, podemos contribuir a dejar un mundo mejor», asegura a este diario Albert Rocas , Subdirector del Colegio Estudiantes y Coordinador Energético. Desde este curso, el centro cuenta con esta nueva figura con el fin de crear un futuro mejor para todos, convirtiendo el planeta en un reflejo de la sociedad que lo habita. Realizará un trabajo de concienciación a alumnos y profesores a través de charlas y talleres para que el consumo energético responsable sea un acto consciente, crítico, ecológico y solidario, con el fin de reducir la cantidad de energía consumida. «Con la inclusión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el currículum escolar, y teniendo en cuenta el panorama actual, nos dimos cuenta que teníamos que hacer algo más para que los alumnos, también profesores, seamos conscientes del gasto energético que hacemos aquí y que, por supuesto, repercute en el planeta», comenta. Y es que aunque económicamente, con la subida de los precios de la energía, los carburantes, etc. esta situación esté pasando factura, Rocas asegura que quieren concienciar más allá de la esfera económica: «Es vital hacer entender a los alumnos la situación actual para que entiendan la necesidad de hacer un uso responsable de la energía». Noticias Relacionadas estandar No El acoso escolar repunta con el insulto, los motes y las burlas como principales armas Ana I. Martínez estandar Si «Que un niño sepa hablar en público es un trampolín para su vida laboral y personal» Carlota Fominaya Durante el curso, los cometidos del Coordinador de Ahorro Energético serán ampliar la conciencia energética, elaborar y hacer cumplir un protocolo energético cuyo objetivo sea conseguir un uso responsable de la energía, formar grupos de alumnos para que realicen una investigación continua en energía y que compartan con sus compañeros la información recogida, recomendaciones de ahorro y recogida de sugerencias de las familias. No hay que olvidar que garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna; lograr que las ciudades sean más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles; asegurar modalidades de consumo y producción sostenibles son algunos de los ODS contemplados en la Agenda 2030 . «Acabamos de empezar las clases y tendremos la primera reunión en unos días. Pero los alumnos son muy conscientes de la situación y tienen ganas de poner en marcha medidas porque es un asunto que tienen muy interiorizado», cuenta el responsable. Una iniciativa por y para todos El plan es que sean los estudiantes de Secundaria los que lideren este proyecto, guiados por Rocas, y con el claustro de profesores. «Lo que queremos es que los niños participen y aporten sus ideas para ser más eficientes, que sean capaces de investigar y de buscar soluciones sostenibles», cuenta. «Es vital hacer entender a los alumnos la situación actual para que entiendan la necesidad de hacer un uso responsable de la energía» Albert Rocas Subdirector del Colegio Estudiantes y Coordinador Energético Al fin y al cabo no es tan difícil tener las ventanas cerradas para mantener la temperatura dentro del aula, evitar que tengan todo tipo de dispositivos conectados en 'stand by' -«y suponen un 12% de la energía consumida»-, que apaguen las luces de las aulas o del gimnasio cuando no haya nadie... En definitiva, se trata de incorporar pequeños gestos en el día a día que pueden trasladar después al hogar familiar. De hecho, según el estudio ' La educación ambiental en el entorno familiar ', realizado por More Than Research para Naturaliza, el 66,2% de los padres y madres de entre 25 y 34 años considera que la educación en valores ambientales es una materia de gran interés para sus hijos , por encima incluso de otras como el emprendimiento o la educación sexual . MÁS INFORMACIÓN noticia No «Los niños deben ser líderes del cambio en sus familias en buenos hábitos ambientales» noticia No 5 consejos para enseñar a los hijos hábitos sostenibles noticia No La variable hasta ahora ausente a la hora de escoger colegio para tus hijos noticia No Reciclar cuadernos para que otros niños sigan aprendiendo, la apuesta por la sostenibilidad de una empresa española noticia No Los cubiertos comestibles con los que paladear la sostenibilidad «Hay que sembrar poco a poco», asegura Roca, y desde bien pequeños. «Por eso, todo el alumnado, desde los que tienen 3 años hasta los más mayores, van a estar implicados en este proyecto», sostiene.

  • Las bicicletas son... para el colegio
    A Víctor Arufe, Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y docente de la Facultad de Educación de la Universidad de A Coruña, no hay proyecto educativo que se le resista. Recuerda que Juan Cerón, un profesor de Murcia, se puso en contacto con él para proponerle que pusiera en marcha en los colegios de Galicia su proyecto: La bicicleta viajera . «Me pareció una idea fantástica —apunta— puesto que el proyecto fomenta el uso de la bicicleta desde la primera infancia, algo muy importante para que los alumnos puedan incorporar este transporte activo en su día a día. Además, es una forma de que los centros potencien la psicomotricidad y el desarrollo integral del niño, abordando el trabajo de variables psicológicas y psicosociales como la autoestima o autoconfianza, o educación vial o valores y capital humano». También destaca que otra de las lagunas que cubre esta iniciativa es que no todos los niños pueden disfrutar de una bicicleta en su entorno familiar. «La falta de recursos de muchos hogares provoca que los pequeños pasen su infancia sin tener una bicicleta. Por todo ello, la bicicleta viajera será una oportunidad para que disfruten del placer de desplazarse y aprovechar todos los beneficios que puede producir su uso para su desarrollo. No olvidemos que en la infancia se debe potenciar el trabajo de todas las habilidades motrices posibles, incluidas las habilidades de deslizamiento, empuje, tracción y conducción». El CEIP San Pedro de Visma ha sido el primer centro de Galicia en acoger esta apuesta que sigue la metodología de Aprendizaje-Servicio que cumple con varios objetivos de desarrollo Sostenible de la Agenda Europea 2030, como potenciar un estilo de vida saludable, ofrecer educación de calidad y crear ciudades y comunidades sostenibles. Noticias Relacionadas estandar No Realizar «curas de presencia con tus hijos», la sabia recomendación de un profesor de Educación Infantil Carlota Fominaya estandar No La gestión emocional, clave para afrontar el inicio del curso S.F. Se ofrece así un servicio a la sociedad y especialmente se ofrece al centro educativo un total de 30 bicicletas de madera sin pedales que viajarán cada año de un centro a otro, dando así las mismas oportunidades a todos los escolares de A Coruña, para que puedan disfrutar del placer de andar en bicicleta. El primer año de andadura del proyecto «ha sido un éxito y gracias a esta oportunidad muchos niños han acabado con un gran dominio de la bicicleta siendo capaces de subir y bajar bordillos, girar, frenar y acelerar, y especialmente respetar y entender de forma práctica múltiples señales de tráfico con las que interactúan en su día a día al ir al colegio», apunta Arufe. Financiación Uno de los problemas que tuvo que resolver este docente gallego era la financiación del las bicicletas. «Organicé un evento formativo compuesto por ocho conferencias sobre hábitos saludables. Participaron ocho ponentes que hablaron sobre nutrición, ejercicio físico, educación y salud. Todos participaron de forma altruista y, gracias a ello, pude establecer una cuota de inscripción pequeña para recaudar los fondos y poder comprar las 30 bicicletas de madera sin pedales. La empresa que nos suministró las bicicletas PlayWell Hape también colaboró ofreciendo un descuento en el precio de cada bicicleta, pues al ser fabricadas con materiales buenos su precio unitario ronda los 70-80 euros». Noticia Relacionada Vuelta al cole estandar No Así se aprietan el cinturón las familias para hacer frente a una vuelta al cole marcada por la inflación Laura Peraita Dos de cada 10 niños dejarán de ir a actividades extraescolares Lograda la financiación, la siguiente piedra en el camino era encontrar un local para almacenarlas. «Logré el apoyo con la plataforma EDUCA y la Facultad de Educación de la Universidade da Coruña que ahora guardan las bicicletas mientras no se usan en el centro educativo». Una vez conseguidos todos los recursos Víctor Arufe entra en contacto con la Red Española de Aprendizaje Servicio a través de la profesora Roser Batle a quien le describe el proyecto y le anima a realizarlo, ofreciendo su ayuda en desde la red en lo que necesitase. Tras estos pasos, elabora todo el proyecto didáctico con las competencias, objetivos, resultados de aprendizaje, cronograma, etc. y se lo presenta a su alumnado del 4º Curso del Grado de Educación Infantil de la Universidad de A Coruña, contextualizando dentro de la materia que imparte denominada Educación psicomotriz y Habilidades Motrices Básicas. «El alumnado muestra su entusiasmo y se anima a participar de forma voluntaria. Al mismo tiempo decido publicar toda la información del proyecto en mi página web y mi sorpresa es que recibo 50 solicitudes, incluso de centros educativos de diferentes regiones de Galicia». Explica que como el proyecto solo puede realizarse en A Coruña, por la proximidad del alumnado universitario que será quien intervenga en él, se da prioridad a la selección de centros educativos de la ciudad. Fue así como se elige como primer centro al CEIP San Pedro de Visma. Al mostrarse todos los docentes de Educación Infantil favorables para participar se empieza a trabajar en cómo se impartirán las sesiones y en la coordinación general de todas las partes implicadas: alumnado universitario, docentes del centro educativo, niños y familias. Las sesiones «Las sesiones, al ser un proyecto de Aprendizaje-Servicio, las diseña el alumnado universitario, siempre supervisado por mí como profesor. Se establecieron un total de 27 sesiones de 50 minutos de duración distribuidas en 9 semanas de intervención en el centro educativo, impartiéndose un total de 3 sesiones por semana». Asegura que durante este tiempo, los niños pasaron de tener miedo a subirse a la bicicleta a tener un gran dominio de ella. «Muchos niños estaban deseando que llegase el día de la sesión de bicicleta para disfrutar de ella en el colegio. Como en todo proceso educativo hubo diferentes ritmos de aprendizaje, algunos aprendieron muy rápido y otros tardaron un poco más, pero las alumnas universitarias y los docentes iban realizando los ajustes individuales para que todos viesen mejoras en el día a día». Beneficios de su uso desde la infancia La apuesta general por este proyecto tiene su germen en los múltiples beneficios que obtienen los niños cuando trabajan con la bicicleta como son la motricidad del niño —la bicicleta exige habilidades como el equilibrio estático y dinámico—, la coordinación dinámica general, el óculo manual y óculo pédica, el control tónico, el control postural, la lateralidad, entre otros. Por otro lado también se produce un trabajo de la condición física , mejorando aspectos vinculados al sistema cardiovascular, resistencia aeróbica, fuerza de piernas y manos, velocidad o flexibilidad. Los beneficios psicológicos también está presentes, pues numerosos estudios confirman mejoras en variables como la autoestima, autoconcepto o autoconfianzan en personas que practican actividad física. Cuando se presentan a los niños juegos con la bicicleta estas variables entran en juego, así como el control del estrés, la frustración, la competitividad con el saber ganar o perder, o el cumplimiento de normas. MÁS INFORMACIÓN noticia No Las conmociones cerebrales en adolescentes pueden afectar al rendimiento académico noticia No Los 7 errores de los padres en el periodo de adaptación de sus hijos que querrás evitar noticia Si Juan Carrión: «En España hay 3 millones de personas que buscan un diagnóstico los 365 días del año» noticia No «Los niños que sufren mucho no cuentan lo mal que se sienten» noticia Si Las razones por las que no hay que decir a un niño: ¡Qué listo eres! o «las matemáticas no son lo tuyo» Para los contenidos de seguridad vial se diseñaron circuitos en las instalaciones del centro educativo con el establecimiento de semáforos y señales básicas, como el ceda el paso, stop, paso de peatones, etc., con el objetivo de que los niños entiendan y experimenten el código de circulación, mejorando así su interacción en la sociedad.

  • Las conmociones cerebrales en adolescentes pueden afectar al rendimiento académico
    Los adolescentes que han sufrido una conmoción cerebral en los últimos 12 meses podrían tener un 25% más de probabilidades de tener una mala situación académica que aquellos que no la han padecido, sugiere un estudio publicado en línea en la revista 'Injury Prevention' al que ha tenido acceso Ep. Una conmoción cerebral es una lesión temporal causada por un golpe, un impacto o una sacudida en la cabeza o por un golpe en el cuerpo que hace que el cerebro se mueva rápidamente de un lado a otro. Los signos más comunes son la pérdida de conciencia, los mareos, la mirada vidriosa, el dolor de cabeza, la amnesia, los vómitos, los problemas de memoria y la p érdida de concentración . Faltan pruebas sobre el impacto que las conmociones cerebrales pueden tener en el rendimiento académico del adolescente. Por ello, un equipo de investigadores de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, se propuso investigar si existía o no una asociación entre el historial de conmociones cerebrales y el nivel académico de los estudiantes de secundaria. Noticias Relacionadas estandar Si «Que un niño sepa hablar en público es un trampolín para su vida laboral y personal» Carlota Fominaya estandar No Diálogos de familia La Ordenatriz, madre de 7: «En casa hay situaciones imposibles, como cuando veo un envoltorio vacío en la nevera y nadie lo ha dejado ahí» Laura Peraita Para ello, analizaron los datos de 10.756 adolescentes de la Encuesta de Comportamiento de Riesgo Juvenil de 2019, una encuesta semestral que monitoriza los riesgos de salud entre los estudiantes de todo Estados Unidos. De los más de 10.000 estudiantes de secundaria analizados, el 14,9% informó que había tenido al menos una conmoción cerebral relacionada con deportes y actividades en los últimos 12 meses. La mayoría de los adolescentes que declararon no haber sufrido conmociones cerebrales eran mujeres (50,9%), mientras que la mayoría de los que declararon haber sufrido una o más de dos conmociones cerebrales eran hombres (53,1% y 63,5% respectivamente). Los estudiantes que se autoidentificaban como negros o afroamericanos representaban una mayor proporción de estudiantes con dos o más conmociones cerebrales (15,6%) en comparación con los estudiantes con cero o una conmoción cerebral (10,6% y 9,4% respectivamente). En general, una gran mayoría de los adolescentes (78,8%) declaró tener un buen nivel académico. Los investigadores calcularon que tener al menos una conmoción cerebral en los últimos 12 meses se asociaba con un riesgo un 25% mayor de tener una mala posición académica y esta asociación era más fuerte con un historial de conmociones cerebrales repetidas. La asociación variaba según la raza/etnia, pero los autores señalan que se necesitaban estudios futuros para examinar la interacción de la raza/etnia en la asociación. Los autores reconocen que su estudio tenía algunas limitaciones, ya que no les permitió evaluar el cambio en la situación académica antes y después de las conmociones cerebrales notificadas, no se comprobó la verificación de los informes de los estudiantes sobre su conmoción cerebral y el resultado, y el estudio no incorporó variables socioeconómicas como los ingresos familiares y el lugar de residencia. No obstante, concluyen que «el historial de conmociones cerebrales se asoció significativamente con una mala posición académica y el hecho de sufrir múltiples conmociones cerebrales podría ser especialmente perjudicial para los resultados de los estudiantes«. MÁS INFORMACIÓN noticia No La Ordenatriz, madre de 7: «En casa hay situaciones imposibles, como cuando veo un envoltorio vacío en la nevera y nadie lo ha dejado ahí» noticia No La conducta alimentaria de los padres influye en la alimentación emocional de los adolescentes noticia No La familia, principal pilar de estabilidad para los jóvenes tras la pandemia noticia No Instagram recibe una multa récord de 405 millones de euros por fallos en la protección de los datos de menores noticia No Los problemas de las madres influyen en el apego que desarrollan los adolescentes «Los esfuerzos de prevención de lesiones basados en la escuela, incluyendo la promoción del uso del casco, la detección de conmociones cerebrales en la escuela y el cumplimiento de las directrices de retorno al juego y al aprendizaje, para reducir las conmociones cerebrales múltiples en los deportes, en particular para los grupos raciales y étnicos más afectados, pueden resultar beneficiosos para los estudiantes con conmoción cerebral», subrayan.

  • Las razones por las que no hay que decir a un niño: ¡Qué listo eres! o «las matemáticas no son lo tuyo»
    «¡Qué listo eres!» es una frase que se suele decir a los niños cuando realizan correctamente un ejercicio en el colegio. Sin embargo, esta respuesta, a priori alentadora, puede ser más perjudicial que beneficiosa para el rendimiento matemático de los niños, según un nuevo estudio de la Universidad de Georgia (Estados Unidos) al que ha tenido acceso Ep. El estudio, co-dirigido por Michael Barger, profesor asistente del departamento de Psicología Educativa de la Facultad de Educación Mary Frances Early, ha descubierto que animar a los niños con respuestas relacionadas con sus rasgos personales o habilidades innatas puede disminuir su motivación y rendimiento en matemáticas con el tiempo. Los padres que hacen comentarios que relacionan el rendimiento de sus hijos con atributos personales como la inteligencia (por ejemplo, «eres muy listo» o «las matemáticas no son lo tuyo» ) están utilizando lo que se conoce como respuestas de persona. Noticias Relacionadas estandar Si El grupo de WhatsApp de padres del cole: 9 cosas que te sacan de quicio y qué puedes hacer Carlota Fominaya estandar Si Cómo poner coto a los grupos de WhatsApp de padres del cole Carlota Fominaya En cambio, los progenitores que relacionan las acciones de sus hijos, como el esfuerzo o el uso de estrategias, con su rendimiento (por ejemplo, «te has esforzado» o «¿ qué podría ser útil la próxima vez que tengas un examen de matemáticas?«) están utilizando respuestas de proceso. «Los elogios centrados en la persona suenan bien a primera vista, pero, en última instancia, podrían socavar la motivación de los estudiantes si se encuentran con desafíos», ha explicado Barger. «Porque si te encuentras con desafíos después de que te digan que eres muy inteligente, podrías pensar: 'Tal vez se equivocaron'», añade. Al hilo, el experto ha recordado que la gente tiende a pensar en las matemáticas como «algo que algunos pueden hacer y otros no», y ese lenguaje es bastante común, ya sea entre los padres o los profesores, incluso con los niños pequeños. Elogiar la estrategia y el esfuerzo Para el estudio, los investigadores pidieron a más de 500 padres que informaran sobre cómo respondían al rendimiento de sus hijos en matemáticas y sobre sus creencias y objetivos en esta materia. Los estudiantes fueron evaluados en dos oleadas a lo largo de un año para medir su motivación y rendimiento en matemáticas. Los resultados mostraron que los padres que consideraban que la capacidad matemática era cambiante eran más propensos a dar respuestas de proceso centradas en el uso de estrategias y los esfuerzos de sus hijos más que en su inteligencia u otros atributos personales. En cambio, los padres que creen que la capacidad matemática es inmutable y que el fracaso en matemáticas no puede ser constructivo, dieron respuestas más orientadas a la persona. Los padres con altas expectativas para sus hijos dieron una combinación de ambas respuestas. Mientras que las respuestas que destacaban la estrategia y el esfuerzo no estaban relacionadas con ningún resultado de rendimiento, los niños que recibieron más respuestas sobre sus rasgos personales (en particular, relacionadas con el fracaso) eran más propensos a evitar los problemas matemáticos más difíciles, mostraban niveles más altos de ansiedad matemática y obtenían una puntuación más baja en una prueba de rendimiento matemático. «Hay un par de posibles razones por las que los mensajes de proceso no están mejorando necesariamente el rendimiento en matemáticas», afirma Barger. «Podría ser que ahora son tan frecuentes que simplemente se diluyen en poco tiempo, y eso no tiene tanto impacto. Y también podría ser que algunos de estos mensajes no lleguen correctamente si no son auténticos «, detalla el profesor. »Sin embargo, con las respuestas de las personas, vimos vínculos claros con la ansiedad y una menor preferencia por los problemas matemáticos desafiantes«, ha concretado. Un impulso a la motivación matemática Dado que las respuestas de persona predicen una mala adaptación a las matemáticas en los niños a lo largo del tiempo, los investigadores recomiendan limitar este tipo de respuestas en casa y en el aula. «No hay necesariamente ningún beneficio en hablar sobre si la gente es o no es gente de matemáticas, porque si es un estudiante que empieza a tener dificultades, va a empezar a pensar que tal vez no es una persona de matemáticas», ha expresado Barger. Muchos padres elogian las características individuales de sus hijos como forma de estímulo La segunda recomendación para los padres es que piensen en sus propias creencias y objetivos para sus hijos y examinen cómo estas pueden llevarles a responder de forma personal o procesal. Decir simplemente a los padres que se abstengan de hablar de la capacidad matemática puede no ser suficiente. En cambio, convencer a los padres de que el rendimiento en matemáticas puede mejorar podría ser de gran ayuda. Muchos padres elogian las características individuales de sus hijos como forma de estímulo, pero centrarse menos en el rendimiento de los alumnos y más en su estrategia y disfrute de las matemáticas podría ser una forma más eficaz de aumentar la motivación. Esto significa utilizar respuestas como «¿por qué crees que ha pasado eso?» o «¿te has divertido?», en lugar de respuestas como «eres muy listo» o «las matemáticas no son lo tuyo». MÁS INFORMACIÓN noticia No El acoso escolar repunta con el insulto, los motes y las burlas como principales armas noticia No Una experta en Educación Infantil advierte de los 7 cambios en los niños que más asustan a los padres noticia No Las claves de una vuelta al cole azotada por la inflación: deducciones, bajada de ratios, préstamos de libros y becas noticia Si El grupo de WhatsApp de padres del cole: 9 cosas que te sacan de quicio y qué puedes hacer noticia No Los trucos de una madre de 7 hijos para gastar lo mínimo en la vuelta al cole «También deberíamos preguntar si los padres creen que la capacidad matemática puede cambiar y si ven el fracaso como una oportunidad para aprender, ya que esto parece estar relacionado con respuestas menos personales», apostilla Barger, para añadir que «esto es más eficaz que limitarse a dar una lista de cosas que decir».

Edificio Principal

edificio 01 250x117ESO y Bachillerato
(turnos diurno y nocturno).

Avda. de Irún 18.
28830. San Fernando de Henares.
Madrid.
Tel: 91 671 11 04
Fax: 91 669 30 92.

Edificio FP BÁSICA

edificio 05En este edificio se imparte solo   FP Básica (turno diurno)

Calle Rafael Sánchez Ferlosio s/n.
28830. San Fernando de Henares.
Madrid.
Tel:  91 673 92 32